Fundación Madera Verde

Manejo de Productos No Maderables: MIMBRE

Por muchos años la extracción desordenada de productos no maderables del bosque, en las partes altas de las cuencas hidrográficas de la Cordillera de Nombre de Dios que son zonas de amortiguamiento de importantes áreas protegidas en la costa norte del Hondureña, ha sido cada vez más frecuente tanto en los bosques primarios como en los secundarios donde la presión aumenta proporcionalmente al avance de la frontera agrícola y al incremento demográfico.

 

Para el caso específico del mimbre, sumado a este tradicionalismo y la carencia de información técnica sobre la especie y su manejo, ha dado lugar a que la extracción se mantenga de manera ilegal y su venta a precios muy bajos. La mayoría del producto es interceptado por intermediarios que se encargan de venderlo en otros países, como El Salvador, sin los trámites legales correspondientes. Por otro lado la extracción tradicional es cada vez más dañina ya que el mimbre se encuentra en las partes más altas de las cuencas hidrográficas y el daño colateral producto de la extracción se vuelve cada vez mayor.

Ante esta situación, la fundación MaderaVerde, a través de los financiamientos recibidos del Proyecto MIRA/USAID en el pasado y actualmente por el Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS), ha venido desarrollando en sus comunidades meta, un proceso de acercamiento entre los grupos extractores y las demás organizaciones comunales que juegan un papel importante en el manejo de sus recursos naturales. En este caso, los mimbreros de Mezapita, en Arizona Atlántida han sido integrados a la Cooperativa Agroforestal Nombre de Dios.

Este hecho representa un logro significativo para MaderaVerde ya que estos seis mimbreros desde hace varios años han participado en actividades de capacitación sobre el manejo sostenible de las especies de mimbre así como entrenamiento para mejorar la calidad de sus productos artesanales. El proceso de acercamiento ha permitido tener mayor presencia en el área, pues estos “extractores” son ahora vigilantes permanentes sus recursos y participan activamente en el manejo y aprovechamiento ordenado del mimbre ya que representa una alternativa de ingresos económicos verdaderos para ellos.

Estos “mimbreros” se han involucrado en la elaboración del Plan de Manejo especial de Mimbre que fue aprobado en el pasado mes de noviembre como un adendum dentro del Plan de Manejo del Bosque Comunal y Certificado de Mezapita, Arizona; asignado bajo derecho de usufructo a la Sociedad Colectiva Vitalino Reyes y Asociados ahora cooperativa Nombre de Dios. En base a este hecho hemos profundizado en aspectos de investigación, de organización, base legal del manejo, metodologías de aprovechamiento, descripción botánica, entre otros.

Uno de estos pasos consecuentes de manejo es la instalación y seguimiento a las Parcelas Permanentes de Monitoreo de Mimbre PPMM (0.75 ha) con el propósito de conocer el comportamiento silvicultural y dendrológico de la especie Heteropsis oblingofolia, de la cual se hizo en este año el primer monitoreo tomando los datos para establecer las bases técnicas y científicas para su manejo, conocer sus diferentes estados de desarrollo y su respuesta al aprovechamiento y proporcionar las condiciones propicias para un mejor desarrollo en base al manejo de las variables que incidan directamente sobre esta. La metodología que se usó para la instalación y medición de las parcelas está basada en el sistema para Evaluación, Monitoreo y Análisis forestal (SEMAFOR 2000) desarrollado por el CATIE, ya que estas parcelas serán incorporadas a la Red Nacional de PPM en el marco del Proyecto FINNFOR.

Inicio Prensa y Medios Noticias Manejo de Productos No Maderables: MIMBRE